ZPU – Revolución


Nada mejor para irse a la cama a soñar con una DEMOCRACIA REAL YA!!

Anuncios

Políticos corruptos


Ayer, nos sorprendía una noticia en prensa: “Uno de cada cuatro parados investigados comete fraude”. Escalofriante, pero no sorprendente. Vivimos en un país en el que la picaresca, los trucos para engañar al fisco, a la administración, a las instituciones, a nuestros jefes, están muy presentes. No puedo evitar preguntarme porqué esta situación es así, porqué los ciudadanos reflejan una ética tan débil y una de las respuestas que me vienen a la cabeza es que nuestra clase política, aquellos que deberían dar ejemplo y perseguir la corrupción y el fraude, son precisamente los que mayores escándalos han tenido relacionados con este tema.

A principio de este año, el abogado y escritor Josep María Loperena presentaba su libro “El circo de los corruptos”, editado por Flor de Viento, un viaje minucioso y reflexivo sobre los más famosos casos de corrupción de nuestro país desde el franquismo. Loperena señalaba que “A la gente parece que le da igual, hasta que se dan cuenta de la desgracia: el dinero robado era suyo. Ahora que hay una crisis importante, la gente se conciencia”. El autor hace una dura crítica a los políticos, aquellos que deberían evitar, controlar y castigar los casos de corrupción, pero parece estar claro que no hay interés político en solucionar la corrupción. ¿Porqué será?

Algunas cifras

Para que nos hagamos una idea de hasta qué punto la corrupción política ha contaminado las raíces de nuestra democracia, sólo necesitamos analizar unas cuantas cifras básicas:

  • En los últimos cinco años, han llegado hasta la Fiscalía General del Estado 730 causas, de las cuales 131 pertenecen a casos de cohecho, 48 de prevaricación, 32 de tráfico de influencias, 31 de blanqueo de capitales y 6 de malversación.
  • Se han intervenido tres mil millones de euros durante estas operaciones
  • Ocho de cada diez personas consideran a los partidos políticos como corruptos o extremadamente corruptos
  • La mayoría de los implicados se encuentran en las filas del PP, con más del 50%, y del PSOE, un 35%, aunque también los hay de otros partidos como CIU, CC, UM o el PAR.

De una forma algo más gráfica, podemos ver lo mismo en el siguiente mapa, creado por la plataforma No les votes:

El Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) hizo una serie de recomendaciones a las autoridades de nuestro país en mayo del 2009, como por ejemplo tomar medidas para aumentar la transparencia de los gastos e ingresos de los partidos políticos y de las entidades relacionadas directamente o indirectamente con la política, o definir claramente las infracciones en materia de financiamiento de partidos políticos e introducir sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias para las infracciones. De las 15 recomendaciones que propuso GRECO, nuestros gobernantes han implementado tan sólo 5 de ellas, lo que nos hace pensar, como efectivamente dice Josep María Loperena, que no hay un interés real en acabar con este problema.

Ahora bien, ¿realmente piensan nuestros políticos que vamos a dejarles continuar como hasta ahora?

Fuentes documentales:

Mapa 2.0 de la corrupción en España:
http://www.lavanguardia.com/politica/20110325/54131780427/mapa-2-0-de-la-corrupcion-en-espana.html

Titulares relacionados con la corrupción institucional en España desde 1984
http://perso.wanadoo.es/jcuso/corrupcion/corrupcion.htm

Informes sobre la corrupción mundial de la ong Transparencia Internacional:
http://www.transparencia.org.es/

Artículo “La papeleta de la corrupción”:
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/29/espana/1301391040.html

Fundación alternativas: informe sobre la democracia en España:
http://www.falternativas.org/

Wiki: La corrupción en España:
http://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_en_Espa%C3%B1a

Un libro recoge más de 150 casos de corrupción desde el franquismo:
http://www.que.es/barcelona/201103031528-libro-recoge-casos-corrupcion-espana-epi.html

Artículo de opinión: Corrupción política, pesadilla infernal:
http://www.diarioinformacion.com/opinion/2011/02/17/corrupcion-politica-pesadilla-infernal/1096046.html

Mi 15M



El 15M llamó a nuestra puerta, nos invitó a movernos para a hacer uso de las aceras donde fueron nuestros abuelos y abuelas los que lucharon por una Democracia incierta.
Ahora esa Democracia no está muerta, pero sí herida de pena porque el pueblo al que representa no encuentra apoyos en los que las leyes manejan.
– Se quejan los perroflautas esos -dice un señor muy estirado
– Será que no tienen trabajo -replica un señor preocupado
– Que dejen de pedir tanto, cada uno tiene lo que se merece, es lo que se han buscado
Pero la Democracia, aunque herida de muerte, quizás, vea cambiar su suerte.
Los indignados han salido a la calles, las indignadas han liberado sus mentes.
Y si los ves parados no pienses que les pudo el desánimo, es mas probable que estén pensando en cómo parar un nuevo desahucio, pues eso sí es un tema urgente.

El político te miente, el banquero te roba…el 15M te despierta, la Democracia te arropa.

Carta al Sr. Puig


Sr. Puig:

El motivo de estas líneas no es otro que hacerle partícipe de una idea que volvió a brotar un 15M y que desde entonces no ha hecho sino “propagarse” entre decenas, cientos, miles de personas, no solo a nivel nacional sino a nivel internacional.

Esa idea, aunque tal vez sería más apropiado llamarlo sentimiento, no es otra que la libertad. Libertad que se nos antoja utópica cuando de cambiar nuestra sociedad se refiere, libertad que se nos niega cuando nos manifestamos pacíficamente por unos mínimos que consideramos necesarios, libertad que nos proporcionara una democracia real y participativa.

Ese sentimiento es el que une a todxs lxs indignadxs que decidieron hacer uso de su derecho a reunión pacifica en la Plaza Cataluña y que al parecer a usted le da tanto miedo como para enviar un destacamento de los mossos, amparándose en la triste escusa de la necesidad de limpiar el lugar, ante la posible celebración del título de campeones de Europa del f.c. Barcelona, a pesar de que en las pocas imágenes que se han emitido en los medios de comunicación puede verse como distintas personas se esmeran en barrer el suelo una y otra vez.

Tal vez ese fuera el verdadero motivo de la fuerte presencia policial de aquel día, “esos perroflautas están armados con palos” debió pensar mientras defendía la desmedida actuación de los mossos alegando que su integridad física se había visto amenazada.

nuestras armas son nuestras palabras, nuestras balas las consignas que a diario corean cientos de gargantas en distintos puntos del país, y del mundo, que a pesar de estar separadas por miles de kilómetros se encuentran unidas por otro sentimiento, el de indignación.

Indignación por una clase política que NO NOS REPRESENTA.

Indignación por un sistema de mercados que nos deja con el culo al aire y NO NOS REPRESENTA.

Indignación por una democracia que está diseñada para que unos cuantos decidan en su propio beneficio, sin prestar atención a lo que el pueblo, que ha sido el que los ha elegido y que no hace más que llamar a su puerta con propuestas dignas de ser escuchadas e incluso aplicadas.

Por todo esto es que no comprendemos como ante una multitud pacifica, es bueno apuntar que TODOS los actos violentos han sido llevados a cabo por “supuestos” indignados (las comillas podrían desaparecer si en realidad los infiltrados de la movilización frente al parlament resultaran estar realmente indignados con su política policial), usted decide crear un nuevo grupo policial para luchar contra esos “grupos de guerrilla urbana” que afirma están actuando en la comunidad.

¿Realmente considera este movimiento tan peligroso como para dedicar unos fondos que seguramente estarían mejor invertidos en alguno de esos servicios que recortan a diario, en crear ese grupo policial?

Puede que con esto solo intente poner una barrera mas entre el pueblo y los que deciden. Puede que lo haga porque nuestros gritos le levantan dolor de cabeza. Lo sentimos mucho, pero a nosotros el dolor de cabeza nos lo da el no llegar a día 15 de mes (el final de mes se nos adelanto hace mucho), el tener que decidir entre poner un plato de comida delante de nuestros hijos o pagar la hipoteca, el tener que soportar dos meses de lista de espera porque mientras muchos alcaldes se doblan el sueldo otros servicios sociales sufren recortes que conllevan cientos de despidos….

Tal vez, y solo tal vez, el problema no sea el problema si no la solución. Quizás no esté dispuesto a perder sus privilegios en pos de un bien común y necesario y por eso alente actuaciones como las del 27 de Mayo o como la necesidad de un nuevo destacamento policial para controlar a unos “incomprendidos” a los que realmente comprende, y apoya, más gente de la que su corta perspectiva le permite ver.

No somos perroflautas, ni jóvenes descarriados, ni violentos, ni anti sistema. Tan solo somos una multitud de gargantas que claman a los cuatro vientos por una realidad social y política que creemos insostenible. Somos personas comprometidas con nuestro tiempo que buscan cambiar una situación que se nos antoja injusta con nuestras voces, nuestras palabras y  nuestros pensamientos consensuados en una asamblea realmente democrática.

Mientras nosotros nos manifestamos pacíficamente para que se nos escuche usted se empeña en levantar muros infranqueables entre el pueblo y la democracia, se obceca en poner tierra de por medio entre la solución y el problema.

Esperamos que esa carta no termine en la papelera de su ordenador como las distintas propuestas que sin duda han llegado a usted desde el movimiento 15M.

Atentamente

un indignado

¿Filantropía o especulación?


Hace unos días, hablaba por teléfono con uno de los socios propietarios de una empresa más bien modesta del norte de Europa. Este señor, me contaba que acababa de comprar material e inmuebles a dos empresas de su ciudad por valor de unos tres millones de euros.

Muy orgulloso, insistía en que, gracias a él, estas dos empresas iban a poder continuar abiertas y en funcionamiento, puesto que necesitaban como agua de mayo esa inyección de liquidez de tres millones que este señor acababa de servirles en bandeja. Se jactaba sin descanso de la buena obra que había hecho, al “ayudar” a estas dos empresas a sobrevivir.

El discurso seguía en la misma línea: “En estos momentos tan difíciles es cuando tenemos que tendernos la mano los unos a los otros. Al fin y al cabo cuando oímos que una empresa va mal y que ha echado a gente a la calle, no sólo estamos hablando de cuentas de explotación, de ratios, de endeudamiento, estamos hablando de personas que se quedan sin trabajo, de familias que tienen que vender su casa, de hombres y mujeres haciendo malabares para llegar a fin de mes. Somos personas… ¡eso es lo que se nos olvida! Y considero que mi obligación como empresario y como ser humano es ayudar en todo lo que pueda, en todo lo que me sea posible.”

Para cuando colgué el teléfono, yo no podía contener mi emoción ante tal muestra de altruismo, pese a que no podía evitar calcular mentalmente el rendimiento que este señor le sacará a su inversión en un plazo de unos cuatro o cinco años, ya sea utilizándola como medios productivos o tan sólo con fines especulativos.

A pesar de este detalle sin importancia, seamos serios, señores, deberíamos aprender de este gran empresario, tan preocupado por las personas y su calidad de vida. Digno de toda nuestra admiración al dejar en un discreto segundo plano la ambición desmedida que muchos de los empresarios de nuestro entorno nos demuestran día tras día.

Lo único que me pregunto yo ahora es si los 40 empleados que este señor va a echar a la calle de aquí a finales de esta semana durante la reestructuración de su propia empresa piensan lo mismo que yo. Probablemente, le rogarían que fuese un poco menos generoso con las empresas de su entorno y un poco más comprensivo y paciente con su propia gente, con aquellos que durante los últimos años, se han dejado la piel por él y por su empresa.

Cada mañana


Amenaza lluvia el cielo, será nuestra ducha
Que mejor manera que ponernos en pie y comenzar la mañana
Se ve el arcoíris, y es que el cielo también de amarillo se engalana
Es hora de que desde cualquier lugar de Gasteiz se haga gala
Y que sepamos que el cielo también da su apoyo a la plaza.

Las lluvias nos cargan las pilas, y en un plas
Todo se ve de manera clara, incluso esa lluvia que sirve para quitarnos las legañas
Cuaderno en manos, voces firmes dándonos los “egunones “ de manera despejada
Cada persona encargándose de la tarea encomendada,
Cada día que pasa las cosas se ven más
Con las neuronas aunadas, proponiendo alternativas para ser valoradas.
Ilusionados por la trayectoria ya andada, cada mañana es un resumen de la jornada
Y un impulso con nuevos planteamientos de una nueva etapa..

Nuestros problemas


Salimos a las plazas, todas y todos nos conocen como “los acampados”
Con radiante sol, con nubes o empapados, pero permanecemos agrupados
Algunos incluso nos faltan el respeto, ahí están los perros flacos,
Perros flacos, perros flautas o como quieran llamarnos, pero con nuestros respetos
Ahí seguimos movilizándonos por lo creemos injusto
En un momento histórico, hasta ahora sin igual, pero luchando por lo nuestro,
Reivindicando un futuro más digno, que respeten nuestros derechos,
Luchando con esfuerzos aunados, por una vivienda digna, y reivindicando ayudas para los que tienen recursos escasos
Por servicios públicos de calidad, por restar inútiles gastos
Para que consigamos de la SICAV su extinción,
Por lograr en los gastos militares su reducción
Para que desde los partidos políticos se tenga en cuenta a las cuidadanas y cuidadanos
Y que se revisen los presupuestos y la eliminación de la pensión
vitalicia de los senadores y diputados.

Aunque ya llevamos días, no estamos fatigados, contamos con fuerzas, seeguimos preparadas y preparados.
No van a callarnos, basta de silencios y de estar calladas y callados.
Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero,
Compañeros somos todas y todos en esta aventura que desde el día 15 emprendimos

Todo ha comenzado…


El 15M nos ha sorprendido a todos y a todas, y digo “ha sorprendido” en el sentido mas maravilloso y halagador que pueda tener esa palabra.

El malestar crecía cada día que pasaba, los ánimos se crispaban más y más, las ilusiones se nos desinflaban a medida que comprendíamos que por mucho cambiar nuestro voto el resultado sería el mismo: unos cuantos se llenarían los bolsillos mientras la mayoría sudaríamos para lograr que el final de mes no llegara antes del día 15. Las conversaciones fluctuaban entre el paro y los recortes, o entre las deficiencias políticas y el encarecimiento de los pisos, de la comida… y todo esto mirando de reojo al precio del barril de petroleo y al euribor.

Pero no podemos culpar de todo al señor que ocupa un asiento en el parlamento, ni a la señora que deniega los préstamos para conseguir una vivienda, nosotros pusimos nuestro granito de arena. Las familias aceptaban hipotecar su futuro, que no su piso, por conseguir una calidad de vida que no necesitaban, queríamos mejores coches, mejores móviles, mejores vacaciones… y comenzamos a acumular deudas y a recopilar letras y más letras.

Pero llegó Mayo, llegó el día 15 (antes temido por tantos y ahora tan querido) y todos salimos a la calle. Todas nos juntamos bajo un mismo paraguas, bajo un mismo lema, bajo una misma consigna: DEMOCRACIA REAL

Miles de personas nos echamos a la calle indignados con la realidad socio-politica y económica que habían provocado (aunque nosotros contribuyéramos a ello en un pequeño porcentaje) aquellos que se suponía que estaban cualificados para manejar el timón. Y todos sabemos lo que sucede cuando un capitán no gobierna bien su barco: la tripulación es la que asume esa delicada tarea.

Los políticos nos engañaban, jugaban con sus promesas electorales.

Los sindicatos no nos ayudaba, se llenaban los bolsillos con cada nuevo ERE.

Los banqueros secuestraban nuestro dinero y mercadeaban con el.

Los empresarios nos explotaban a su antojo.

Nos meaban, y los MEDIOS DE COMUNICACION nos decían que llovía.

Ninguno de ellos nos representaban, y por ello decidimos rebelarnos contra sus malas artes, y seguirán sin representarnos hasta que decidan trabajar por y para el pueblo.

Por que esto no ha hecho mas que comenzar, y por mucho que nos peguen, por mucho que quieran hacernos de menos llamándonos “perroflautas” el sentimiento de indignación seguirá ardiendo en nuestros corazón.