Carta al Sr. Puig


Sr. Puig:

El motivo de estas líneas no es otro que hacerle partícipe de una idea que volvió a brotar un 15M y que desde entonces no ha hecho sino “propagarse” entre decenas, cientos, miles de personas, no solo a nivel nacional sino a nivel internacional.

Esa idea, aunque tal vez sería más apropiado llamarlo sentimiento, no es otra que la libertad. Libertad que se nos antoja utópica cuando de cambiar nuestra sociedad se refiere, libertad que se nos niega cuando nos manifestamos pacíficamente por unos mínimos que consideramos necesarios, libertad que nos proporcionara una democracia real y participativa.

Ese sentimiento es el que une a todxs lxs indignadxs que decidieron hacer uso de su derecho a reunión pacifica en la Plaza Cataluña y que al parecer a usted le da tanto miedo como para enviar un destacamento de los mossos, amparándose en la triste escusa de la necesidad de limpiar el lugar, ante la posible celebración del título de campeones de Europa del f.c. Barcelona, a pesar de que en las pocas imágenes que se han emitido en los medios de comunicación puede verse como distintas personas se esmeran en barrer el suelo una y otra vez.

Tal vez ese fuera el verdadero motivo de la fuerte presencia policial de aquel día, “esos perroflautas están armados con palos” debió pensar mientras defendía la desmedida actuación de los mossos alegando que su integridad física se había visto amenazada.

nuestras armas son nuestras palabras, nuestras balas las consignas que a diario corean cientos de gargantas en distintos puntos del país, y del mundo, que a pesar de estar separadas por miles de kilómetros se encuentran unidas por otro sentimiento, el de indignación.

Indignación por una clase política que NO NOS REPRESENTA.

Indignación por un sistema de mercados que nos deja con el culo al aire y NO NOS REPRESENTA.

Indignación por una democracia que está diseñada para que unos cuantos decidan en su propio beneficio, sin prestar atención a lo que el pueblo, que ha sido el que los ha elegido y que no hace más que llamar a su puerta con propuestas dignas de ser escuchadas e incluso aplicadas.

Por todo esto es que no comprendemos como ante una multitud pacifica, es bueno apuntar que TODOS los actos violentos han sido llevados a cabo por “supuestos” indignados (las comillas podrían desaparecer si en realidad los infiltrados de la movilización frente al parlament resultaran estar realmente indignados con su política policial), usted decide crear un nuevo grupo policial para luchar contra esos “grupos de guerrilla urbana” que afirma están actuando en la comunidad.

¿Realmente considera este movimiento tan peligroso como para dedicar unos fondos que seguramente estarían mejor invertidos en alguno de esos servicios que recortan a diario, en crear ese grupo policial?

Puede que con esto solo intente poner una barrera mas entre el pueblo y los que deciden. Puede que lo haga porque nuestros gritos le levantan dolor de cabeza. Lo sentimos mucho, pero a nosotros el dolor de cabeza nos lo da el no llegar a día 15 de mes (el final de mes se nos adelanto hace mucho), el tener que decidir entre poner un plato de comida delante de nuestros hijos o pagar la hipoteca, el tener que soportar dos meses de lista de espera porque mientras muchos alcaldes se doblan el sueldo otros servicios sociales sufren recortes que conllevan cientos de despidos….

Tal vez, y solo tal vez, el problema no sea el problema si no la solución. Quizás no esté dispuesto a perder sus privilegios en pos de un bien común y necesario y por eso alente actuaciones como las del 27 de Mayo o como la necesidad de un nuevo destacamento policial para controlar a unos “incomprendidos” a los que realmente comprende, y apoya, más gente de la que su corta perspectiva le permite ver.

No somos perroflautas, ni jóvenes descarriados, ni violentos, ni anti sistema. Tan solo somos una multitud de gargantas que claman a los cuatro vientos por una realidad social y política que creemos insostenible. Somos personas comprometidas con nuestro tiempo que buscan cambiar una situación que se nos antoja injusta con nuestras voces, nuestras palabras y  nuestros pensamientos consensuados en una asamblea realmente democrática.

Mientras nosotros nos manifestamos pacíficamente para que se nos escuche usted se empeña en levantar muros infranqueables entre el pueblo y la democracia, se obceca en poner tierra de por medio entre la solución y el problema.

Esperamos que esa carta no termine en la papelera de su ordenador como las distintas propuestas que sin duda han llegado a usted desde el movimiento 15M.

Atentamente

un indignado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s